fbpx
Consejos de Comunión

Tipos y estilos de vestidos de Comunión para niñas

Por 26 noviembre, 2015 No hay comentarios

Este año su Primera Comunión….

Seguimos acompañándote en la organización de la Primera Comunión de tus hijos para ayudarte a conseguir que en ese día tan especial todo esté perfecto y lleguéis a tiempo, “sin atracones” y sin nervios de última hora al día del evento.

Después del éxito de nuestro primer artículo de esta serie sobre cómo elegir el lugar donde celebrar la Primera Comunión, hoy queremos hablarte de los tipos y estilos de vestidos de Comunión para niñas. Así, tendréis margen de maniobra para buscar el vestido de Comunión que más os encaje.

Cómo vestir a los niños el día de su Primera Comunión es un tema muy extenso. Por ello, dedicaremos otro artículo próximamente a los trajes de Comunión de niños. Hoy, nos centraremos en los vestidos de Comunión de niñas y te mostraremos el amplio abanico de posibilidades que tienes para vestirla.

Tipos y estilos de vestidos de Comunión para niñas

Los vestidos de Comunión clásicos:

Los vestidos de Comunión clásicos son aquéllos con jaretas confeccionados en organza. Si por algún casual todavía guardes tu vestido de Primera Comunión, lo más probable es que sea así. Como cualquier clásico, los vestidos de organza y jaretas son muy elegantes y nunca pasan de moda. Aunque cada vez es menos común ver a las niñas con este tipo de vestido de Comunión, todavía hay mucha gente que lo prefiere por encima del resto.

Vestidos de Comunión tipo túnica o túnicas de Comunión

Las túnicas de Comunión son otro clásico e inspiran pureza y tradición. Son muy habituales en los colegios de monjitas donde normalmente es el mismo colegio o la parroquia el que proporcionan este atuendo de Comunión. En estos casos, lo normal es que la niña lleve su propio vestido de Comunión por debajo de la túnica, que es el que más tarde lucirá durante la fiesta de celebración.

Los vestidos de Comunión clásicos renovados:

vestido-de-comunion-madridLos vestidos de Comunión clásicos renovados son la última tendencia en vestidos de Comunión. Son aquellos vestidos que mantienen el corte clásico, pero que se sirven al mismo tiempo de tejidos más actuales que la organza, como pueden ser el otoman, los tule o los plumettis, materiales que permiten conseguir un vestido de Comunión romántico y único.

Además, estos tejidos dan mucho juego con el contraste que pueden aportar los fajines, las puntillas, los ribetes, los volantes o la combinación de tejidos.

Los vestidos de Comunión cortos

Los vestidos de Comunión cortos son una muy buena alternativa en los casos en los que las niñas no quieren verse vestidas con un vestido de Comunión largo. Son ideales para las niñas a las que no les gusta ir vestidas de princesa porque quieren sentirse sencillas y cómodas para jugar, correr con sus amigos y disfrutar de su día a tope; y sin embargo, también quieren sentirse guapas. Los vestidos cortos de Comunión son una opción muy válida a tener en cuenta (y cada día más común) si tu hija es de las que no sueña con un vestido largo.

Los vestidos de Comunión modernos

Los vestidos de Comunión modernos son aquéllos confeccionados en tejidos diferentes y de fantasía. Pueden imitar pétalos, usar muchos bordados, tener mucho tul… Son los vestidos de Comunión que más nos recuerdan a los vestidos de novia.

A la hora de elegir un vestido de Comunión para tu hija, lo más importante es tener en cuenta que el vestido es para ella y que ella seguramente ya tendrá en mente cuál es su tipo de vestido de Comunión soñado.

Pregunta a tu hija cómo le gustaría vestirse el día de su Comunión e id viendo cuanto antes qué vestidos de Comunión os gustan y de qué complementos pueden ir acompañados. Con esta base, ya podéis empezar a visitar showrooms y tiendas especializadas acordes con vuestros gustos.

¡Seguro que encontraréis el vestido de Comunión perfecto!

Dejar un comentario