fbpx
Consejos de Comunión

CÓMO VESTIR A UN BEBÉ PARA UNA BODA

Por 21 julio, 2016 No hay comentarios

Si has sido mamá o papá recientemente, es posible que te estés preguntando cómo vestir a un bebé para una boda. Los más pequeños de la casa, los bebés, pueden acudir a cualquier tipo de ceremonia que se precie, igual de elegantes que el resto de la familia.

Existen trajes para bebés y vestiditos para las más pequeñas de la casa, que resultan de lo más coquetos y elegantes. Tu niño o tu niña lucirán de lo más graciosos con ellos.

En quemono.org pensamos en las necesidades de los bebés y creamos trajes y vestidos adaptados a sus pequeños cuerpos y que les ofrezcan la libertad de movimiento que ellos necesitan.

Los tejidos ligeros y de calidad y el patronaje sencillo, de líneas limpias y elegantes, combinan con originales diseños con los que los bebés se muestran de lo más graciosos.

Vestir a un bebé para una boda te resultará, con nuestra colección, sencillo. Estas son algunas de nuestras propuestas para que las tengas en cuenta si estás pensando cómo vestir a tu bebe para una boda:

  • Ranitas para bebés: son cómodos para los pequeños, ya que mantienen las piernas al aire. Resultan fresquitos y facilitan la tarea a las mamás de cambiar el pañal, en un momento dado. Una ranita para bebé en tono claro y manga corta, con cuello camisero o con algún bordado sutil, puede resultar perfecto para vestir a tu bebé en una boda.
  • Bombachos y camisas: los peques de la casa resultan de lo más monos con unos bombachos de terciopelo. Son elegantes, cortitos y combinan a la perfección con camisas.
  • Trajes de tirolés: un estilo muy original para vestir a los niños más pequeños en una boda, son los trajes de tirolés para bebés. Sus graciosos tirantes unidos a un pantalón tipo bermuda, combina con camisas muy bien y ofrece un toque travieso acorde a su edad.
  • Vestiditos y faldones: para las niñas más pequeñas hay vestidos y faldones vaporosos, muy frescos, de líneas depuradas y con estilos románticos, vintage o más clásicos, preciosos para que nuestras bebés luzcan preciosas en una boda. Combinados con una capota quedan monísimos. Además, estas se pueden retirar si el calor aprieta.

Vestir a un bebé para una boda sin que pierda su frescura, naturalidad y dulzura es posible, como puedes comprobar.

Dejar un comentario