fbpx

Ha llegado el año, tu peque hace la comunión. Es el momento de organizar ese día que va a suponer un hito en su vida. Si nunca has organizado una comunión, te vendrá bien un poco de ayuda. Para ello, en Quémono hemos hecho una lista de los principales pasos. Los hemos ordenado por fecha, por lo que te recomendamos hacerlos en orden.

1. Elección de la fecha y lugar de la comunión

Lo primero que tendrás que hacer es elegir la fecha y el lugar de la ceremonia. Esto se suele hacer con 5 meses de antelación, ¡que no te pille el toro! Este paso  va a depender de cómo sea la comunión de tu niño: en grupo o individual .

En caso de que sea en grupo, tu niño compartirá ese día con más niños, que por lo general son sus compañeros del colegio o del grupo de catequesis. Cuando las comuniones son en grupo (lo cual es lo más común) la parroquia o colegio son los que dividen a los niños en diferentes fechas, y por lo tanto son los que nos indicarán la fecha de la celebración.

En caso de que la comunión sea individual (solamente tu niño recibirá su primera comunión), serán los padres los que elijan la fecha de celebración en función de la disponibilidad de la parroquia o iglesia donde decidan realizar la celebración. En ese caso, tened en cuenta que las celebraciones de Primera Comunión se realizan los sábados por la tarde o domingos por la mañana.

2. Lista de invitados

Una vez sabes dónde y cuándo va a ser la comunión, te recomendamos que pienses en a quién vas a invitar.  De momento, sólo lo vamos a pensar, no vamos a invitar a nadie . ¿Por qué? Porque nos vendrá bien hacernos a una idea de cuánta gente puede asistir de cara a preparar el resto de pasos de la organización, como calcular el presupuesto y buscar el restaurante.

La lista de invitados debe comprender, en principio, a los padrinos y a la familia, pero ésta se puede ampliar a amigos de los pequeños y de los padres y cualquier persona que pueda tener ilusión por asistir a este bonito evento. Ten en cuenta que no es la lista que hiciste para tu boda, las listas de invitados de comuniones son mucho más reducidas. Como es lógico, el tamaño de la lista va a depender del presupuesto con el que contemos, y de lo íntima que queramos que sea la ceremonia.

3. Presupuesto

Este es uno de los detalles más importantes que hay que tener en cuenta antes de empezar a hacer ningún preparativo. Te recomendamos que, tras leerte este artículo, hagas una lista con todos los elementos que quieres incluir en la organización de la comunión: el restaurante, el vestido de comunión, los recordatorios, etc. Calcula cuánto va a costar cada uno de esos puntos (para eso, ¡tendrás que saber haber pensado antes cuántos invitados habrá!). Después, súmalo todo y revisa el presupuesto encaja con tu situación económica personal. Si encaja, genial. Si no encaja, prueba a recortar algunos aspectos.  A lo largo del artículo, te iremos diciendo de lo que podemos prescindir, y cómo recortar gastos en cada uno de los puntos . De todas formas, ten en cuenta que también puedes pagar a plazos algunos de estos costes. Para eso, busca proveedores que tengan posibilidad de pagar a plazos.

4. Pensar en el lugar de celebración

Antes de ponerse a pensar dónde vamos a celebrar el día de la comunión, es fundamental saber a cuánta gente vamos a invitar más o menos. En función de tus preferencias, el número de invitados, y el presupuesto, podremos realizar la celebración en un restaurante o en tu propia casa.

En un restaurante

Hay muchos restaurantes con experiencia en realizar comuniones. En función del clima y del número de invitados podrás elegir entre reservar en un restaurante interior, o en una finca o restaurante con jardines y espacios al aire libre. Nuestra recomendación es que intentes ir a un sitio con jardines, donde los niños puedan jugar cuando acaben de comer. Ya sabes que los niños se impacientan y en seguida se quieren levantar de la mesa para ir a jugar por ahí. Estas fincas muchas veces cuentan con entretenimiento como, por ejemplo, hinchables, Candy bar, etc. También puedes organizar con los niños juegos como el pañuelo. En este otro artículo, te dejamos algunas fincas cerca de Madrid para celebrar la comunión que te pueden encajar.

 Te aconsejamos que busques restaurantes lo más cercanos posible a la Iglesia donde se celebre la comunión . Si te encaja el espacio, solicítales presupuesto y disponibilidad para la fecha del evento. Es recomendable comparar varios sitios. De esta manera, tendrás más información para poder elegir bien el sitio. Si el presupuesto que te dan te encaja, genial. En caso de que no te encaje, te recomendamos que busques un restaurante que no esté especializado en comuniones, o incluso un buffet. Habla con diferentes restaurantes no especializados y organiza un menú que te apetezca, te saldrá más económico. Tan pronto te decidas por un espacio, nuestra recomendación es que lo señalices, para asegurarte que te reservan la fecha. Lo mejor que decidirse y señalizar con mucha antelación, ya que según se va acercando la fecha, las reservas suelen estar completas.

restaurante para celebrar la primera comunión

En tu casa

Celebrar la comunión en tu casa es una alternativa muy interesante:  es una celebración más íntima, te sale más barata, y vas a tener más libertad y control . Si te apetece en un momento determinado poner música, poner videos de cuando tu niña era pequeña, etc. Puedes improvisar sin pedirle permiso a nadie. Si te encaja en el presupuesto, puedes contratar un cáterin para no tener que preocuparte de la comida.

Esta opción depende mucho de la casa de cada uno, y del número de invitados. Si por lo que sea ves que en tu casa no puede ser, pero esta opción te parece interesante, quizás puedas pedirle el favor a algún familiar o amigo de confianza.

5. Invitar a familiares y amigos

Una vez hemos pensado a quién vamos a invitar, y sabemos que el número de invitados nos encaja con el restaurante y el presupuesto, podemos avisar a los invitados.

 Lo más normal hoy en día es avisarles por WhatsApp . Sin embargo, también puedes enviar una invitación formal por correo postal con un recordatorio, o directamente llamar a las personas más cercanas.

Acuérdate de poner la fecha y la hora, así como la dirección de la iglesia. Incluso, si ya lo has decidido y lo has reservado, puedes ponerles el sitio a donde iréis después de la misa. De todas formas, si el restaurante está cerca, nuestra recomendación es que no digas dónde vais a comer hasta que no se acerque la fecha. De esa manera, podrás improvisar más fácilmente por si surgen imprevistos.

6. Elección del traje de comunión

Esta tarea puede resultar la más larga. Pero no te preocupes, en Quémono somos expertos en esto. En este punto es súper recomendable que tengas en cuenta al niño o la niña que va a hacer la comunión. Pregúntale a tu hija qué estilo de vestido de comunión le gusta más, si le gustan más los vestidos sencillos o con más adorno, modernos o clásicos, etc. Enséñale varios vestidos, a ver cuáles le gustan. Por supuesto, tu también querrás elegir el vestido.  Negocia con tu hija, hazla partícipe del proceso de elección del vestido , y conseguirás que tenga mucha ilusión tanto por la comunión como por la ropa que va a llevar. Ten en cuenta también que los vestidos de comunión también los puedes personalizar. Quitarle las mangas, hacerlos de otro tejido, etc.

El plazo de entrega de un vestido de comunión puede llegar a ser de hasta un mes (en Quémono, por ejemplo, puede ser de 1 a 3 semanas) por lo que es mejor que no te demores mucho en la elección del mismo. Recuerda que lo ideal es mirar el vestido de comunión con antelación, por si hubiera que hacerle algún tipo de arreglo o personalización.

En el caso de los niños, el traje suele ser más sencillo y se puede encargar con un poco menos de tiempo. Tendrás que empezar decidiendo el tipo de traje que prefieres. Puedes elegir entre un traje de marinero o almirante, un traje de chaqueta típico, o un estilo más casual tipo pantalones pitillo y camisa de lino por fuera.

En Quémono creemos que ante todo hay que asegurarse que los niños están cómodos con el traje de comunión. Ten en cuenta que van a llevarlo puesto todo el día. Si están incómodos les molestará y les será más difícil disfrutar de su día.

Por último, puedes elegir comprar el traje de comunión online o ir a una tienda o a un showroom para que tu peque se pueda probar el conjunto. Si lo compras online, no te preocupes, en Quémono simplemente le tendrás que tomar algunas medidas y nosotros elegiremos la talla. Tenemos muchísima experiencia eligiendo la talla así, y sale estupendamente.

Uno de los vestidos de más éxito en 2020 fue el vestido de comunión Iria.

Complementos del traje de comunión

Este punto es especialmente importante en las niñas. Fajines, cancanes, complementos de pelo…. Las opciones son infinitas. Es por ello que hemos hecho un artículo específicamente de complementos de comunión de niña. En ese artículo, verás que el complemento de pelo favorito de Quémono son las diademas de comunión. Son bonitas, son sencillas y son cómodas, ¿qué más se puede pedir?

7. Recordatorios de la Primera Comunión

El recordatorio de Primera Comunión es una pequeña tarjeta en el que figura el nombre del niño y la fecha del evento. Suelen además completarse con una frase de agradecimiento por la asistencia al evento, escrita a mano por el propio niño. Además, pueden incluir una foto del niño o un pequeño dibujo.

Sin embargo, también es posible ver recordatorios que sean marcos de fotos, o figuritas, o llaveros, lapiceros… Lo bueno de estos recordatorios, es que se les puede dar un uso alternativo o un punto original que los hagan un poco más inolvidables.

 Lo mejor es que sean los niños los que entreguen en persona los recordatorios  a cada uno de los invitados el día de la primera comunión. De esta manera, conseguirás que los recordatorios sean mucho más personales. Deja a tu niño que participe en la elección de los recordatorios al igual que en el traje de comunión, todo esto hará que esté más ilusionado con el evento; al fin y al cabo, ¡es su día!

Si quieres ahorrar con los recordatorios, puedes pedirle a tu hijo que haga un dibujo y añada la fecha del evento y el resto del texto. Llévalo a una papelería y fotocópialo en papel grueso o cartulina blanca. Después, plastifícalo. ¡Será un recordatorio súper original y barato!

8. Decoración y entretenimiento

Decoración

La decoración dependerá de dónde vayas a celebrar la comunión. Si es en un restaurante especializado o en tu casa, podrás personalizarla a tu gusto. La decoración la puedes preparar con  globos, flores, mobiliario específico, iluminación, etc.  Si quieres decorar la mesa, en este otro artículo te enseñamos cómo decorar la mesa de comunión. También puedes adornar distintos rincones del espacio. Por ejemplo, puedes poner un carrito de palomitas durante el aperitivo, un carrito de fondue de chocolate con fruta cuando llegue la hora del postre, o un Candy bar. Si andas justa de presupuesto, la decoración es una de las partes de las que puedes prescindir. Es un extra.

restaurante para niños de comunión quinta del jarama

Entretenimiento

No hay que olvidarse de que la primera comunión está centrada en los niños. Para que tengan el mejor recuerdo posible de este día, qué mejor que fomentar que se diviertan. Hay infinitas formas de entretener a los niños.  Una buena opción, tanto para niños como para mayores, es el photocall . Lo bueno del photocall es que fomenta la creación de fotos chulísimas, en las que verás risas, grupos mezclados, etc. ¡Y se hacen ellos mismos las fotos! No tendrás que estar tan pendiente de sacarle fotos a todo el mundo para tener un recuerdo de quién fue a la comunión.

Otra opción muy interesante, es contratar animación infantil: magos, globoflexia, payasos, castillos hinchables, etc. O también puedes contratar a un maquillador para que le pinte la cara a los niños. Para los más pequeños es súper divertido, ya que podrán elegir si quieren pintarse la cara de tigre, de mariposa, etc. Como ves, tienes infinidad de posibilidades.

finca para celebrar comuniones con hinchables

9. Ropa de los hermanos del protagonista

Aunque el niño o la niña que recibe la Primera Comunión será el principal protagonista del evento, no debemos olvidarnos del resto de la familia.  Sus hermanos también tienen que ir guapos y elegantes en un día tan especial . Si quieres darle un toque bonito a tus hijos en conjunto, en este artículo te enseñamos a vestir a los hermanos a juego con el look del niño que va a hacer la comunión. Si tenéis un presupuesto bajo, intentar reutilizar ropa elegante que tengáis en casa, o incluso limitaros a comprar los complementos de los niños a juego. Por supuesto, también tendréis que elegir la ropa que vais a llevar los papás, pero esto es más rápido e incluso se puede decidir el mismo día si tienes ropa elegante en el armario.

10. Fotografía y Video

Contratar a una persona que se encargue de inmortalizar la jornada es una  muy buena opción si no queréis estar pendientes de sacar fotos vosotros . Además, así tu niña tendrá fotos profesionales en las que se vea lo guapa que iba el día de su Primera Comunión. Si tenéis el presupuesto ajustado, lo mejor será ahorraros esta parte, sacad las fotos principales del evento vosotros y pedidles al día siguiente a los invitados que os pasen las fotos que hayan sacado.

Dejar un comentario