fbpx

El estilo de los vestidos de comunión ha ido evolucionando a lo largo de los años. Atrás quedaron los diseños aparatosos con grandes mangas que no permitían a las niñas sentirse cómodas en su gran día. En la actualidad la moda de comunión ha ido avanzando hacia líneas más simples y sencillas donde hacer que  las niñas puedan disfrutar de su día es su máxima prioridad. 

Pero sin lugar a dudas, hay un elemento que se ha mantenido en los vestidos: los fajines para los trajes de comunión de las niñas. Esta prenda y el lazo con el que suele sujetarse, es el colofón perfecto al look de tu pequeña. Y no solo nos referimos al outfits de comunión, un vestido de ceremonia adornado con un fajín es una de las mejores combinaciones con la que tu pequeña puede acudir a cualquier evento.

Si lo que quieres es ir un poco más allá, te proponemos una idea tan delicada como natural: nuestros fajines de algodón teñidos con flores y plantas.

Todo lo que necesitas saber para elegir el fajín perfecto

Existe una gran variedad de tejidos con los que se puede confeccionar un fajín. Materiales como la  organza, el lino y el algodón  son algunos de los más frecuentes a la hora de elaborar estos bonitos accesorios.

Debes tener en cuenta que no todas las telas tienen el mismo cuerpo ni la misma caída, por lo que la estabilidad del lazo con el que sujetes el fajín o el modo de fijar la prenda al vestido de tu pequeña serán muy  diferentes dependiendo de cuál sea la elección. 

En Quémono trabajamos con estos materiales, por lo que vamos a aconsejarte sobre todos los pasos que debes seguir para saber cómo se coloca un fajín. ¡Nunca te volverá a salir mal!

Cómo colocar el fajín del vestido de comunión

Lo primero que debes hacer es  planchar el fajín por ambos lados.  Además, colocarlo sobre un vestido que esté también recién planchado ayudará a que el fajín o lazo quede más firme sobre la prenda y aguante mucho más tiempo.

Existen muchas formas de colocar un fajín de comunión pero hoy queremos enseñarte una de las más sencillas para que el resultado sea perfecto. En primer lugar, debemos tener en cuenta cuál es el centro de la pieza y hacerlo coincidir con el centro de la cintura de la niña una vez tenga puesto el vestido. Seguidamente, vamos ajustando el fajín al cuerpo de la niña de manera que quede firme pero intentando que la prenda permita a la pequeña moverse cómodamente. Vamos enrollando el fajín en la cintura y, cuando lleguemos al final, lo  terminamos en la parte de la espalda con un lazo o lo cerramos con un broche en la posición que más nos guste. 

Como puedes ver, en la mayoría de las fotos hemos optado por cerrar el fajín con un lazo en la cintura de nuestras pequeñas modelos. Si buscas un   resultado efectivo, bonito y cómodo  esta es sin duda la opción por la que debes decidirte sobre cómo poner un fajín. ¡Te enseñamos cómo hacerlo!

Dale un toque de color a los vestidos más sencillos y delicados con los fajines de lino. ¡Elige tu color favorito!

Hacer el lazo de comunión perfecto

En primer lugar, cogemos cada parte del lazo con una mano. Seguidamente pasamos la parte izquierda del lazo por encima de la derecha y hacemos un nudo. Tensamos hasta que el lazo de comunión se ajuste al cuerpo de la niña. Después, con la parte izquierda dibujamos la primera parte de la lazada, la hacemos todo lo grande que queramos que quede y  lo estiramos para que vaya cogiendo forma. 

A continuación, mientras sujetamos la parte izquierda con la misma mano, con la mano derecha llevamos la parte derecha del lazo por encima de donde tenemos la mano y lo pasamos justo por debajo. De esta manera, rodeamos la parte izquierda que ya teníamos hecha y al estirar se dibujará la parte derecha de la lazada. Para finalizar,  ahuecamos el lazo y acomodamos la parte central. 

Puedes aplicar estos consejos tanto a la hora de colocar un fajín en un vestido de comunión como en un look de ceremonia. La única diferencia será que, posiblemente, el lazo será algo más pequeño y por lo tanto más sencillo de hacer.

Fajín de fiesta para niño

Los niños también pueden darle un toque diferente a su look de fiesta o ceremonia con este tipo de complementos. La manera de colocarlo es similar a como hemos visto con un fajín de comunión.  En esta ocasión, puede terminarse de ajustar el fajín con un simple nudo para darle un toque más desenfadado y divertido.

Combinar unas bermudas con uno de nuestros fajines de lino y terminar el look de niño de ceremonia con una camisa blanca, es la mejor elección. Como puedes ver nuestro modelo masculino está precioso con su  outfit donde el fajín de lino es el protagonista. 

Los niños pueden darle un toque diferente a su look de ceremonia combinando el fajin con las bermudas, ambos en lino.

¿Buscas algo más clásico? Un fajín de organza será la pieza ideal con la que terminar el conjunto de comunión de tu pequeña

Qué fajín elegir para el vestido de comunión

Tal y como hemos comentado anteriormente, existen multitud de fajines, diseños y tejidos entre los que elegir. Si deseas añadir algo de color,  los fajines en lino  son ideales para resaltar el look de tu pequeña y darle un toque de lo más divertido.

Si por el contrario prefieres algo más clásico,  un fajín de organza  será la pieza ideal con la que terminar el conjunto de comunión de tu pequeña. Pero, si lo que quieres es ir un poco más allá, te proponemos una idea tan delicada como natural: nuestros fajines de algodón teñidos con flores y plantas. Sin duda el toque romántico y sofisticado con el que hacer de un look de comunión el look más especial de todos.

Pero recuerda, lo importante a la hora de decidirte por un fajín para vestidos de comunión, es que tu pequeña se sienta guapa, cómoda y muy a gusto con su elección. La cuál sin duda será la que más feliz le haga a ella y a ti.  ¡Feliz día de su Primera Comunión! 

Ana de Quémono!

Ana de Quémono!

Creadora de contenido y contadora de historias. Escribo sobre cosas bonitas, por eso puedes leerme aquí.

Dejar un comentario