vestido-recien-nacida

VESTIDOS DE NIÑA RECIÉN NACIDA

Cualquier hogar que recibe la llegada de una nueva vida, se transforma. Si además, la llegada de esa nueva vida es femenina, todo en la casa se dulcifica para que la pequeña princesa sea recibida entre algodones.

Una de las partes del hogar en el que se pone un mimo extremo es en el cuarto de la pequeña. Dentro de él, su armario termina teniendo más fondo que los del resto de la casa. Y es que es inevitable. Hay vestidos de niña recién nacida que son una auténtica delicia y a los que es difícil resistirse.

Es la prenda más regalada por todos los que quieren homenajear a la pequeña o a los padres. Estos últimos tampoco quieren que a su pequeña le falte de nada y lo único que desean es que luzca perfecta y guapísima siempre. Por lo que para ellos también resulta irremediable adquirir vestiditos para la niña recién nacida. Son tan bonitos y ella es tan angelical, que los primeros días es normal probárselos todos y ver cómo luce con cada uno de ellos. Las niñas son, en esos primeros días, los pequeños juguetes de la casa.

Aunque los hay absolutamente deliciosos, recuerda que la estética no es lo único que debes tener en cuenta a la hora de elegir un vestido de niña recién nacida. Los bebés deben sentirse cómodos y no es recomendable que sientan demasiado frío o demasiado calor con el vestido para recién nacida. Por ello, dependiendo de la época del año, es importante elegir vestiditos para bebé elaborados con telas de calidad que resulten agradables al tacto del pequeño cuerpo de la princesita.

Es recomendable que el vestido de recién nacida no cuente con muchos elementos decorativos, ya que las pequeñas, en sus primeros días, no controlan sus movimientos y tienden a agarrar todo lo que encuentran. Los vestidos lisos y sencillos serán los más adecuados para ellas.

Los vestiditos para recién nacidas con apertura trasera también pueden resultar muy cómodos para los papás y las mamás a la hora de cambiar el pañal de la pequeña. Así no tendrás que desvestirla del todo.

Recuerda que una vez elegido el vestido para una niña recién nacida, antes de probárselo debes lavarlo. La piel de los bebés recién nacidos es muy delicada y se tiene que acostumbrar aún a los agentes externos. La ropa siempre es tocada por múltiples manos antes de acabar sobre el pequeño cuerpecito de la recién nacida. Lava los vestidos y evita la aparición de pequeñas alergias o reacciones cutáneas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>